19 may. 2011

ALCACHOFAS CRUJIENTES

Esta forma de cocinar las alcachofas la descubrí en Gastronomía y Cia, fue  toda una revelación, quedan geniales, como si las hubiéramos cocinado en papillote y además tiene una gran ventaja ¡¡no te manchas las manos al pelarlas!!, una vez hervidas y limpias están listas para infinidad de elaboraciones, las puedes utilizar para ensaladas o para añadir a guisos varios, el abanico de posibilidades es interminable.
Alcachofas a la plancha
INGREDIENTES: 12 alcachofas, sal, aceite, pimienta molida

ELABORACIÓN:

Cortamos los tallos de las alcachofas. Ponemos agua a hervir con sal. Cuando hierva a borbotones metemos las alcachofas enteras sin pelar. Hay que ponerles un peso (una tapa más pequeña) para que se queden hundidas y les cubra el agua por todos los lados.
Pasados diez minutos, las pinchamos con el hierro de un pincho moruno (que guardo para comprobar cocciones), si se introduce sin problemas ya están  listas. Sacamos del fuego y las dejamos escurrir y enfriar en un colador.
Quitamos las hojas duras, las partimos en dos tozos y quitamos el pico duro.
 Las untamos de aceite, salamos y pimentamos y las cocinamos:
- a la plancha
- en la bandeja del horno.
Hasta que estén doradas y crujientes.

PRESENTACIÓN:

Estas alcachofas las podemos comer de primer plato, como una verdura a la plancha o para acompañar o completar segundos, para adornar menestras o para poner la nota crujiente en cualquier plato.  Acompañar de un vino rosado muy frío.

calorías totales del plato  |   BAJA
tiempo preparación     |  BAJO
dificultad    |  BAJA
precio   | BAJO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eskerrik asko, gracias por tu opinión.

MAUKIE. ¡ Mueve el ratón sobre él !

Jakotón



¡Dale de comer!
Su comida está en el paquete


adopt your own virtual pet!