26 jun. 2011

Calabacín a la parrilla con pesto de jengibre y hierbabuena


Calabacín a la parrilla con pesto y tomate seco

Con unos calabacines hermosos y frescos hemos preparado un sabroso entrante que os invitamos a probar, es sencillo de elaborar y además muy rápido, este Calabacín con pesto de jengibre y hierbabuena se puede convertir en un entrante habitual en muchas mesas durante la temporada de esta hortaliza.

Resulta un plato ligero y nutritivo, muy aromático y equilibrado en sabor y texturas. Podéis elaborarlo en rodajas longitudinales, como os mostramos, o como más os guste, incluso podéis hacer el Calabacín con pesto de jengibre y hierbabuena cortado en ‘tallarines’ y aderezar como hacemos normalmente con la pasta. El pesto es un poco particular, esperamos que os guste tanto que repitáis.


Ingredientes (4 comensales)


2 calabacines grandes, 4 tomates secos en aceite*, queso Idiazabal curado, unas hojas de hierbabuena y albahaca frescas pequeñas.


Para el pesto de jengibre y hierbabuena

40 gramos almendras, 15 gramos de hojas de albahaca fresca, 5 gramos de hojas de hierbabuena fresca, 1 diente de ajo, 7 gramos jengibre fresco, pimienta negra recién molida, 1 c/s de zumo de limón, sal y aceite de oliva virgen extra.

Elaboración


Empieza preparando el pesto, pela el jengibre y trocéalo, pela el ajo y retira el germen del interior, pon en el vaso de la batidora las almendras, la albahaca, la hierbabuena, el ajo, el jengibre, un toque de pimienta, el zumo de limón y la sal, tritura con la batidora y cuando empieces a tener una pasta, vierte aceite de oliva virgen extra a hilo, mientras continúas batiendo, hasta que la salsa tenga la densidad adecuada. Prueba el pesto y rectifica si fuera necesario y reserva.

Calabacín a la parrilla con pesto y tomate seco

Lava los calabacines y corta los extremos, a continuación córtalos en lonchas longitudinales gruesas. Pon la parrilla untada con aceite de oliva virgen extra a calentar, sala el calabacín y hazlo cuando la parrilla esté bien caliente, marcándolo por los dos lados pero conservando el interior un poco crujiente.

Mientras se va haciendo el calabacín, corta unas lascas de queso Idiazabal  y pica los tomates secos en aceite.

Emplatado

Sirve el calabacín a la parrilla aderezado con el pesto de jengibre y hierbabuena, colocando sobre éste el queso y repartiendo el tomate y las hojas de albahaca y hierbabuena fresca.

Receta publicada en Gastronomía&Cía

Nota personal: En el caso de no disponer de tomates secos o del tiempo para hacerlos que propone Gastronomía & Cía, podemos utilizarel método que se propone para los tomates asados a la luz de la luna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eskerrik asko, gracias por tu opinión.

MAUKIE. ¡ Mueve el ratón sobre él !

Jakotón



¡Dale de comer!
Su comida está en el paquete


adopt your own virtual pet!